Vivir viviendo, Sentir sintiendo, Amar amando


Un 2015 de SOLTAR amarres y amarras.

Solté un piso donde cabían demasiadas cosas que en colecciones pronto se convertían. Y con él, todo lo material que me sobraba, que era la mayoría. Tiré de la manta…y salieron espacios que no se logran llenar con armarios que sólo pueden ser cerrados. Tiré re-cuerdos locos, los restos durmientes de mi pasado, polvos encajonados y acojonados, memorias caducadas, puntos y finales, recetas precocinadas, ventanas bloqueadas. Tiré mi gran Despertar y me quedé con lo único que necesitaba: Conmigo.

A los cuatro meses solté un trabajo en el que la comodidad, la estabilidad y el confort pasaron a un segundo plano y lo que mi Corazón latía a la pantalla principal. Me fui sin nada a lo que agarrarme y con todo por descubrir. Me “despedí” del control, de la inseguridad, del futuro, de los planes, de los bolsillos llenos de vacío, de los sueños inalcanzables, de esa cobardía de mi amor por mí. Y, a cambio, firmé un contrato con cada uno de mis Anhelos en el que me comprometía a darles la Vida cuando fuera su momento.

Un año que “me pega un buen viaje” en un desierto repleto de Presencia, en el que se sacuden a lo “lindo” todas mis creencias y donde se me giran, de vuelta y media, todas las tuercas. Un año en el que el Tantra se me cuela dentro, muy dentro…, cada día un poquito más, para que esa forma de sentir el AMOR,  de Hacerlo…sin ninguna protección, se quede grabada en la lista de mis Indispensables por siempre jamás…

Y Egipto, que se me resiste, que aún no quiere que le Recuerde, que seguirá esperando a que esté preparada para Regresar a él. Le echo tanto de menos…No sé el “qué” pero mi Alma está impregnada de pirámides, de arenas, de llaves, de ojos, de sus enseñanzas no regladas ni regaladas, de sus pasiones, de su fuerza, de su luna llena…Algún día volveré, a mi casa otra vez…

“Sólo en la medida en la que nos exponemos a la aniquilación una y otra vez
podemos hallar en nosotros aquello que es indestructible”

Sólo en la medida en la que nos permitimos derrumbarnos, destruirnos, morirnos…vamos descubriendo ese lugar tan nuestro que nada ni nadie puede reemplazar, y al que sólo tú, al que sólo yo…podemos llegar.

ACEPTACIÓN, que soy la única a la que puedo cambiar, que todo pasa PARA algo, que detrás de la tormenta hay un Sol que brilla muy muy fuerte, que las lecciones se toman pero no se dan, que por muy oscuro que Veas…siempre hay una Luz a la que poder mirar, que las lágrimas nacieron para darles rienda suelta, para expresar ese dolor, esa tristeza, esa alegría a la que tanto nos resistimos, para destilar nuestras heridas coaguladas, para limpiarnos la cara de tanta “por qué”ria…

Aceptar que no tienes ni idea, que el conocimiento de hoy es la ignorancia del mañana, que aunque parezca que “otra vez más de lo mismo” nada es igual, que únicamente tú decides tu caminar, que eres el Responsable de lo que dices, haces, piensas y sientes, que si yo no puedo es porque no quiero, porque no me Creo, porque no me Confío.

Aceptar que no soy perfecta, NO SOY PERFECTA por muy perfecta que sea y que no necesito serlo para SER quien ya Soy.

Aceptar que la dureza no me mantiene en pie sino que me arrodilla, que la compasión es mi mejor amiga y la ternura quien aligera mi mochila.

Aceptar que hago daño, queriendo o sin querer, a mí o a los demás, que siento apegos sin querer sentirlos, que en ocasiones cedo mi poder a quien no le pertenece, que no puedo con todo lo que no puedo, que aún me pongo caretas, disfraces y ornamentas, que aunque sé que todo está en “mí” también deseo lo que hay en “ti”, que sigo luchando por esa felicidad que no sé qué es, que a veces “quiero irme a casa” y que me sigo faltando por mucho que crea que me tengo…

Aceptar que soy Humana y que no pasa nada, no pasa nada, NO PASA NADA…porque Todo está bien. Todo está donde tiene que estar. Todo Es como debe Ser.

“A veces la música tiene licencia, licencia para dolerte por dentro, para acariciarte el Alma. A veces te baja las sábanas sin pedirte permiso, sin saber hasta dónde ni hasta cuándo. A veces la música te escuece dentro y otras se convierte en Magia, porque hay quien sabe ser magia aunque nunca llegue a saberlo…” (Vanesa Martín, cantante malagueña)

A veces la Vida te rompe en mil pedazos, te arranca la piel a tiras para que te vuelvas a construir, a Crear, a Unir y para que te averigües, para que te encuentres, para que te des cuenta, que esa Magia que tanto estás buscando fuera…eres TÚ, está en ti.

Propósito del 2016:

Vivir viviendo,

Sentir sintiendo,

Amar amando(me),

hasta que se me agoten los Sentidos,

sin miedo a nada o con miedo a todo

pero como Dios manda,

que para eso me han parido.

¡¡¡FELIZ AÑO A TOD@S!!!

woman heart

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s