Me encanta que mis planes (no) salgan bien


Hace un par de años que llevo “esperando” un viaje que mi Corazón sentía mucho (y siente..). Lo había Planeado todo para poder ir este año: vacaciones en el trabajo etc..y ayer me enteré que no puede hacerse por motivos “x”.

Ahí es cuando aparecen todas las preguntas, todos los interrogantes, incógnitas, misterios…que por mucho que los piense “no doy para más”. Y ahí..también, es cuando surge el Ego, con su cabreo por banda, su pataleta, su memoria… y su “aquí mando yo” y me empieza a “brasear”.

Me lo conozco como si lo hubiera parido…Sé por dónde me va a salir y aún así…me remueve por Dentro sin poder hacer nada para evitarlo.

Es como pasar un duelo. Se ha muerto una Ilusión y ahora tengo que Velarla..Primero va la negación, luego el enfado, la negociación, la tristeza y finaliza con la aceptación. Se me mezclan todas aunque la que me es más evidente es la “tristeza” en este momento.

Llevo un mes bastante movidito interiormente donde el soltar el control, la aceptación y la humildad son las lecciones a aprender, a “perfeccionar”. El conocimiento no sirve de nada si no lo experimentas. Se queda en la mente y por mucho que me Crea que ya lo sé todo…en realidad, no Sé nada si cuando la Vida me pone a prueba…no logro llevarlo a cabo. Puedo hacer mil talleres de todo tipo para “trabajarme”, leer mil libros y ver 500 charlas…y “estar de vueltas” de “la teoría”. Puede Parecer…que cuando hablas, cuando “aconsejas”, cuando “guías”…eres muy Sabia…pero no es Real porque las palabras se las lleva el viento cuando la tormenta te sopla a ti.

No se puede aprender, de Verdad, sin experiencias…sin “pasar por el aro”, sin despeinarse, sin que se te rompan tus esquemas, sin giros inesperados de 360º que te dejan con el silencio en la boca escupiendo “realidades”.

Hasta que ese libro gordo de Petete de sabiduría que está pululando por tus neuronas no se integra, no se baja al Corazón, no se Siente…se queda en “charlatanería barata”, en latencias de maestría, en un Pozo sin fondo…

PARA eso nos ocurre lo que nos ocurre que suele ser lo que no queremos que nos ocurra…Cuando pretendes decirle a la Vida cómo, cuándo y dónde vivirla…ésta te responde con una “vuelta de tuerca” que ahoga tu prepotencia, tu manía por jugar a adivinar el futuro y te baja de un mazazo de ese escaloncito al que te habías subido para no pisar la misma Tierra por la que camina al que “etiquetas” “sin querer” de “dormido” y de “ignorante”.

Es entonces cuando el Corazón se abre, sin tener que forzarlo, y cuando puedes SENTIR y ENTENDER esos Sutras, esas Enseñanzas que has ido acumulando a lo largo del “año escolar”. No basta con leerlos, con repetirlos, con meditarlos…Hasta que no cobran Vida en tu Espejo…sólo puedes ser capaz de mirarlos, pero por mucho que lo intentes, por mucho que fijes la vista…si no se te cuelan Dentro…no podrás llegar a Verlos, a Verte…tal y como Son, tal y como Eres….Aquí y Ahora.

Y cuando te Sientes, cuando sale a la Luz eso que escondías (sin darte cuenta…o dándotela..) ya puedes reConocerte…hacerte Frente, de tú a Tú…y abrazar, aceptar y AMAR las sombras que también te pertenecen…y a las que tienes Olvidadas, renegadas, desterradas porque “no te gustan” que habiten en Ti.

Lo que te produce más rechazo del otro es lo que no aceptas en ti…que no quiere decir que tú seas eso sino que, en una situación, puede surgir, “hacerse notar” y en lugar de permitirle que se exprese, tú la condenas. Por eso cuando alguien externo te la muestra…le rechazas igual que lo haces contigo.

A mí me pasa mucho con la gente que siento que es muy apegada (a personas o cosas..) y con la prepotente. Al instante ya noto el alejamiento, la separación…Y es porque rechazo cualquier tipo de apego que pueda sentir en mí o hacia mí (porque es “de débiles” y en el pasado eso me provocó mucho sufrimiento etc etc etc…) y porque la Humildad es la base para que pueda “encontrar” el AMOR y esa Unidad que tanto me resuena..

Así que, “a pesar de” mi desPLANte…Sé (aunque aún no lo siento, quizás mañana….) que es lo mejor que me ha podido pasar, que algo nuevo está por llegar y que no importa si es más “bonito” o más “feo” que lo que me hubiera gustado… Lo importante es que es lo IDEAL, lo perfecto, lo único que me podría haber acontecido PARA que yo pueda continuar en la dirección “correcta” el Viaje más importante de mi Vida: El Regreso a mi Hogar…dulce Hogar…que en días como hoy tanto extraño…

Y este Compromiso, que es Sagrado y que he adquirido con mi Alma, con mi Esencia…, está por encima de cualquier “capricho humano” que mi querido Ego pueda tener.

Así ha Sido, Así Es y Así Será.

Por eso…

¡Me encanta que mis planes (no) salgan bien!


“No tengo Fuerzas para Rendirme”

¿Y Tú?

sentir

2 comentarios el “Me encanta que mis planes (no) salgan bien

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s