En todas las casas cuecen Habichuelas Mágicas

 

En todas las casas cuecen habas…

La mayoría de nosotros tenemos una Historia que nos acompaña durante cada día de nuestra Vida.

Siempre he estado rodeada de “historias para Recordar”: maltrato infantil, abusos sexuales, anorexia, alcoholismo, violencia doméstica, drogadicción…, historias, incluida la mía…que siguen Presentes a mi alrededor.

Llegó un momento en que esas situaciones familiares eran lo “normal” porque la amiga, compañera… que no “sufría” una cosa padecía la otra..o varias a la vez…

Ante esto, cuando era pequeña-adolescente-adulta…la pregunta que más me re-sonaba..no era si los Reyes Magos existían sino: ¿Los Padres Existen..?

Te acostumbras a bailar bajo el dolor emocional y/o físico, el abandono, los golpes, la indiferencia, la dureza, el victimismo, la sobreprotección, la culpa, las peleas, la vergüenza, los gritos, los silencios…en lugar de los abrazos, los besos, el cuidado, la compasión, el cariño, las caricias, los cuentos, la presencia, la escucha, el acompañamiento….de una madre, de un padre que no saben hacerlo mejor…

Al principio sobrevivimos como podemos…muchos cerrando nuestro Corazón desde bebés, y los que somos altamente empáticos, los que podemos Sentir en nuestra propia “carne” cada una de las emociones del que tenemos al lado (“buenas” y “malas”)…más todavía…; y otros lo hacen huyendo de esa realidad que no soportan mediante adicciones, apegos (drogas, alimentación, sexo, personas…) y repitiendo “patrón”.

Hasta que tocas el fondo de ese pozo que parece eterno y que cada día te ahoga más, te miras al espejo y dices:

¡Se acabó de sufrir! Ha llegado la hora de empezar a Vivir.

Y justo en ese punto…empieza el Camino de Apertura de tu Corazón, el Camino hacia Ti.

Nos pasamos una parte de nuestra Vida aprendiendo…lo que NO es el Amor y la otra Recordando lo que SÍ Es, lo que Sí Somos.

Es un trabajo de descubrimiento, de Soltar Creencias, identidades que hemos ido almacenando en esa “mala educación” por la que hemos pasado. Un trabajo que ante todo es una Decisión, una Elección de Vida, de Valentía, de Libertad, de “quiero ser Feliz” y de no quiero Irme sin haber Amado de Verdad.

Porque al final…y al principio…se trata de eso…de Amar la Vida…y no la que te hubiera gustado “tener” sino ésta de Aquí y Ahora, en la que naciste y en la que morirás, de Amar esa Historia que tantas pesadillas te provocó y con las que sigues “soñando”, de Amar a esa familia tan perfectamente desestructurada Gracias a la cual Tú Eres como eres, tan especial, tan común y tan Único como el resto, tan Sensible al Ser Humano como al Animal, tan unido a la Naturaleza,  tan apasionado, tan fuerte, tan vulnerable…que nada ni nadie puede ser capaz ni siquiera de rozar, de hacer desfallecer, mermar…tus Ansias por Vivir, por Disfrutar, por Gozar, por Reír, por Intentar, por Construir, por Crear….y, sobretodo, tu Ansia por AMARTE como Nunca Jamás nadie lo ha hecho ni lo hará.

Y lo que te parecía normal se transforma en lo habitual..

Y lo que antes no te dejaba dormir…ahora le cantas una nana…

Y a quien antes no eras capaz de ver ni en pintura…ahora le de-Cor-as su Capilla Sixtina…

Y a quien antes ni siquiera podías Sentir…ahora, poco a poco y cada día un poquito más…le empiezas a Recordar: a Ti.

A ese Camino…lo llaman…yo lo llamo…Regreso al Hogar…regreso a Mí…a ese Ser Puro, de Luz… que un día se Olvidó …que tenía Corazón y un par de Alas para Volar hacia Él, y cuya nostalgia, anhelo le dan fuerzas para Continuar..


 

En todas las casas cuecen Habichuelas Mágicas…

que te ayudan a Crecer hasta tu Cielo…

trepar hasta “tus Monstruos”

y hacerte con el más fabuloso de los Tesoros que puedas esconder:


Y en esos días…que los Historiadores ya sabemos…en los que el Pasado se disfraza de Presente…Recuerda que “la Selva” puede existir pero

“Ahora, el Rey Eres Tú”


No pares…

Sube, Sube

Tu Castillo te Espera

habichuelas-magicas-cuento

 

4 comentarios el “En todas las casas cuecen Habichuelas Mágicas

  1. Muy acertado, nuestra identidad viene a ser confundida por lo que NO somos, por lo que nos hacen creer, ya sea personas, circunstancias, asares del destino…y ahí vamos medio caminando, medio respirando, medio viviendo…es lo que siempre he creído, llega un momento en que dices basta ya, alto, debe haber algo mas allá de todo esto que hasta ahora he conocido. Aquí lo dices muy bien, el camino de regreso, el camino a mi yo, hacia mi, nadie excepto yo tomare mi mano y me dirigiré ahí…muy linda entrada. Gracias por compartirla. Un gran abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s