EL TIOVIVO NUNCA DEJA DE GIRAR


Cuando vinimos aquí nos subimos a un tioVivo del que no podemos bajar. En su “día”, decidimos comprar una ficha y jugar a Sentir, olvidando que el corazón ama a todas las emociones por igual. Y empezamos a clasificar las que nos gustaban y las que no. Y empezamos a rechazar las que no nos hacían estar cómodos. Y empezamos a separarnos de nosotros. Y empezamos a Morir…

A veces va tan rápido que nos nubla la vista. Todo está borroso. Hay inseguridad, miedo, pánico porque soy incapaz de Ver con claridad lo que me rodea. Intento ir hacia atrás para ver si así baja la velocidad. Pero es peor, mucho peor, porque me mareo, pierdo el norte y acabo vomitando mis ansias de cambiar de marcha.

Otras, parece como si no arrancara jamás. Está parado justo en esos momentos en los que desearía saber volar, en esos momentos en los que se te cae el Alma al suelo, en los que el vacío es tu único compañero y la soledad tu peor pesadilla, en los que el fondo que no dejas de tocar parece que esté hueco, en los que “ya no puedo más”.  Justo ahí, en lugar de acelerarse para que “pase”, decide disfrutar de un lento paseo por tus noches más oscuras.

El tioVivo nunca deja de Girar. No puedes bajarte en la próxima parada porque no hay estaciones ni frenos de emergencia ni cambios de carril. Sólo existes Tú dándote vueltas, formando una espiral que llegará Más Allá de dónde tus ojos pueden vislumbrar.

Nunca pasas por el mismo punto, aunque así lo Creas. Siempre estás un peldaño más arriba de “ayer” y uno más abajo de “mañana”, en el escalón del Ahora.

Gira y gira… y entreGiros tus uñas se van afilando cada giro un poquito más. Arañando experiencias, tristezas, alegrías, abrazos, besos, pasiones, deseos, sueños, caídas, heridas, sonrisas, anhelos, Sabiduría que se queda grabada en tu consciencia por Siempre Jamás.

Súbete al “caballo” que más te vibre y cabalga con él por las llanuras de tus latidos hasta que su aliento no respire más. Bendícelo, dale las gracias, hónralo y suéltalo. Deja ir lo que ya no Es y vuélvete a “montar”. 

Y cuando el Dolor sea tu copiloto, cuando el sufrimiento te vista la piel, desnúdate ante Él. Siéntelo como si fuera lo que más amaras. Llóralo, húndete con Él, abrázalo tan fuerte que lo rompas por Dentro. Porque si no lo haces, si le huyes, si lo rechazas, si lo disfrazas, si intentas ahogarlo con tu falsa apariencia, te arrebatará lo único que posees: tu Vida.

Pase lo que pase, muera quien muera, enfermes lo que enfermes, te peguen lo que te peguen, abandonen lo que te abandonen, siempre, siempre, siempre hay una salida:

VOLVER A EMPEZAR

Abre su puerta, entra y disfrútala. Hasta “fin de existencias”, en este Lugar.


‘El tioVivo nunca deja de Girar.

La Vida da muchas vueltas.

El AMOR no te va a dejar de Amar.

Siéntelo, Siéntete’

 

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s