Libertad

 

Es una de las palabras con el sonido más bello, más deseado y más difícil de cantar sin desafinar…

Para mí Libertad es hacer lo que me dé la gana en todo momento. Aunque, a veces, pueda parecer que es la mente la que gobierne, siempre es el Corazón el que se acaba llevando los honores.

Si yo deseo con toda mi Alma hacer el Amor con una mujer con la que sé que no voy a ser feliz por mil motivos (está comprometida, sigue un camino diferente al mío, tiene otros valores etc..) y la rechazo o me distancio a próposito, no estoy decidiendo con la cabeza sino que en la balanza de Sentires pesa más en ese momento el de la sabiduría que el de la pasión. Lo que siento cuando pienso en el sufrimiento que me va ocasionar y lo que siento cuando pienso en el placer que me va a dar no pesan lo mismo…y hacia donde se incline será hacia donde mis pasos caminen, así que la elección sigue viniendo del Corazón por muy Razonable que resulte.

Al principio, una de las cosas más complicadas es saber si quién te está hablando es la Mente o es tu Corazón porque se van intercambiando los disfraces y las formas de comunicarse con nosotros. A veces es el Corazón el que nos susurra a través de lógicas aplastantes y otras es la Mente la que nos provoca taquicardias desbordantes. Al final, pasas de averiguar de dónde viene cada cosa y vas directa al grano que es “hacer lo que te plazca” siendo consciente de todas sus probables consecuencias y de que será lo único de lo que no te arrepentirás jamás.

Esa Consciencia de “posibles resultados” (tanto “positivos” como “negativos”) son lo que dan forma a esa Libertad y la que hace que sea tan complicado serle Fiel.

Ser Libre implica un acto de valentía, de aceptación y de humildad sobre aquello que decides Ser por encima de aquello que te gustaría Tener. Valentía por no ir en “contra de ti”, Aceptación de que no se puede tener todo lo que se desea y Humildad por “conformarte” con Ser Tú en lugar de ser “Alguien”.

Cuando no tienes nada que perder porque nada quieres ganar ni poseer porque no necesitas más de lo que ya tienes y Eres para ser Feliz…entonces es cuando empiezas a sentir esa Libertad vibrando por cada poro de tu piel y (casi) nada de lo que hagas o digas será para complacer “al otro” sino para complacerte a ti.

Pero para llegar a este estado hay que pasar antes por otros muchos no tan “agradables”, tropezar con las piedras necesarias para aprender de ellas y para en un futuro poder reconocerlas, caerte si tu ceguera te impide sostenerte en pie y, sobretodo, volver a levantarte y querer continuar…

Te puede costar mucho, poco o nada conseguirla…depende de lo que te Resistas, de lo que estés dispuesto a soltar (que tiene que ser “todo” lo que Crees) y de lo amigo que te hagas de tus miedos (que no existen pero que están ahí..).

¿Qué pesa más tu Libertad o tu aparente seguridad?

“Todo parece imposible hasta que se hace”

free-yourself

 

 

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s