Vidas Duras

 

“Ha tenido una vida muy dura”

Es una frase sentencia en la que cualquier tipo de victimismo está justificado y en el cual el que se atreva a plantarle cara se le tacha de villano.

Primero: el pasado no es “la vida”. Es como si la mataras antes de que haya dejado de respirar..

Segundo: el hecho de que hayas tenido una infancia/adolescencia pésima no implica que tengas que pasarte toda tu adultez rememorándola y llorándola por cada esquina que atraviesas.

Cuando eres un niño (en este tipo de casos) no puedes elegir enfrentarte adecuadamente a según qué situaciones porque, aparte de que nadie te lo ha enseñado, lo que has visto es contrario a lo que “debería ser”. Así que emocionalmente es imposible hacerlo porque no tienes las herramientas necesarias y porque estás demasiado entretenido en proteger a tu corazón para que no se rompa en mil pedazos. No sabes hacerlo de otra manera así que sobrevives como puedes.

A medida que van pasando los años, esa “mala educación” se va asentando cada vez más hasta que la haces tuya, circula libremente por tus venas y toma el mando de tu mente. Y como es lo que siempre has visto te Crees que es lo normal…hasta que te empiezan a llegar otras perspectivas, otros sentires totalmente opuestos a los tuyos y que hacen tambalear todos esos cimientos que tanto te ha costado construir. Y aquí es cuando empieza tu batalla para soltar todas esas protecciones que ya no necesitas pero a las que estás tan apegado y que tanto miedo te da quedarte sin ellas “por si”.

Aquí es donde empieza tu camino para regresar a lo que Eras “antes de”. Aquí es donde empieza el Regreso a tu Hogar.

A lo largo de mi Paseo..me he encontrado con todo tipo de Vidas Duras. Llegó un momento en el que pensé que no habían “padres normales” en este mundo porque el que no pegaba palizas abusaba sexualmente o se alcoholizaba o maltrataba psicológicamente o se empastillaba o de todo un poco. Cualquier persona que conocía tenía “una historia para no contar” y, a pesar de haber salido de ese foco de atracción…sigo escuchando más de lo mismo.

¿Hay alguien que haya tenido una infancia bonita, con unos padres que le hayan dado el cariño, respeto, amor y educación que un niño debe tener?

¿Dónde radica el problema? Pues que en lugar de dejar el pasado donde tiene que estar..que es allá atrás…nos lo llevamos con nosotros y se lo entregamos a nuestros hijos de herencia.

Pero claro, como “ha tenido una vida muy dura” es normal que actúe así con ellos. Se lo puede permitir. Pobrecito..

Menuda falta de responsabilidad y qué flaco favor se les hace a estas personas cuando alguien las compadece de esta manera.  Así jamás se cortará el ciclo y unos irán traspasando el drama a los otros. Tendrán nombres diferentes pero las miradas seguirán llenas de vacío.

Una cosa es sentir compasión por alguien, otra pena y, además, darle fuerza a ésta para que “quien sea” siga anclado en ella.

Hasta que no te dejes de Creer tu historia..tu niño interior seguirá pensando que necesita resguardarse, defenderse “del otro”…con todas las “acciones” que esto conlleva.

No sirve de nada ser un valiente, autónomo, independiente, seguro de ti mismo…si continuas sintiendo que eres “una víctima de”. Déjalo ir…ya no existe.

Lo que Eres no es Culpa de nadie, es Responsabilidad tuya únicamente porque ahora sí que puedes elegir y si no lo haces es porque no te da la gana.

¿Qué tal si decidimos Ser felices y cambiamos aquella “Vida Dura” por esta “Vida Plena”?

Nuestros “niños” nos lo agradecerán…

resiliente

4 comentarios el “Vidas Duras

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s