La Muerte

 

Ayer, mientras comíamos, pasamos de hablar de la Navidad a la Muerte en dos minutos.

Cuando un niño te llega con la pregunta de: “¿qué es la muerte? ¿a dónde ha ido el abuelito?”, ¿cómo se lo explicas?

Lo típico es contarle que irá al cielo, que desde allí nos cuida, que cuando nos pase a nosotros nos reuniremos con él, que está brillando junto con las otras estrellas…

¿Por qué mentimos? ¿Para qué..?

En este caso, es cierto que desconocemos lo que hay “después”. Lo único certero es que nuestro cuerpo deja de funcionar. El resto son todo suposiciones, imaginaciones, creencias que han ido pasando generación tras generación y que, según nuestra ideología personal, escogeremos una u otra.

Si eres, como yo, de los que creen en las no creencias, sean las que sean, porque sabes que no sabes nada…entonces te quedas con: No tengo ni idea. Ya se verá.

Me encanta la Navidad porque es una época de fantasía, de cuento, de magia, donde tu niño interior aprovecha para salir de su guarida mucho más a menudo de lo normal, donde las farolas se disfrazan de fuegos artificiales, los taxis se transforman en renos, los vigilantes de seguridad en papanoeles, las ensaladas en mazapán y los zapatos en regalos de celofán.

La Sensibilidad impregna nuestras pupilas y todo lo que vemos..lo vemos de más, tanto la belleza como la fealdad. La dualidad se hace mucho más presente de lo habitual.

Mientras unos gastamos lo que tenemos y lo que no tenemos en caprichos otros piden limosna para no congelarse de frío.

Mientras unos comemos en familia otros únicamente cenan con el hambre.

Mientras unos cantamos villancicos otros gritan su mendicidad.

Mientras unos cambiamos de año otros se quedan como están.

Pero todos vivimos bajo el mismo techo aunque algunos duerman sin él, en el mismo universo, con las mismas emociones, con los mismos sentimientos. No nos diferencia nada y somos únicos a la vez. La Muerte nos alcanzará a todos por igual cuando sea el momento.

¿Quién se inventó la Navidad y para qué?

Hacerles creer a los niños que Papanoel y los Reyes Magos existen, con toda su parafernalia, es el comienzo del fin. Les mentimos desde que abren los ojos y luego nos sorprendemos de que los vuelvan a cerrar, de que olviden quienes son. ¿Qué sentido tiene engañarles así? Les estamos educando en la No Verdad, con alevosía y ensañamiento, pero queremos un Mundo honrado, noble, justo…No es coherente.

Aunque si lo piensas..es el primer entrenamiento, la primera prueba, el primer taller, el primer curso, la primera gran lección que la Vida te da:

No te Creas nada de lo que te cuenten, de lo que te cuentes. Aprende a soltar.

Mientras unos nos vaciamos de las fábulas confabuladas para dormitar otros se llenan de parábolas con las que charlatanear pero ambos bajo un mismo objetivo: la Felicidad.

Yo soy yo y mis elecciones. Mis circunstancias no me hacen, yo las hago a ellas.

Así que..

cuando te Mueras, ¿quién quieres Ser?

¿Y Ahora..?

muerte

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s