Meditación día 17: “La práctica de dar”

 

¿Cuánto das y cuánto te permites recibir?

Antes me salía ese “No” automático. Da igual lo que me hubieran dicho, preguntado, conversado..Era una negativa “de muelle”. No hay mejor defensa que un buen ataque..y no hay mayor ataque que una buena defensa..

No era consciente hasta que me di cuenta de que primero negaba y luego pensaba..en lugar de pensarlo y a continuación responder con cierto criterio. Alguien me lo hizo saber. Ahí fue cuando vi que era un “deje” heredado de mi padre y que no era el único.

Si no doy opción a réplica, si no hay una escucha activa, una reflexión, un análisis de la situación no puede haber un aprendizaje, un “eureka”, un “ah, vale, era por eso”, un paso adelante, una ampliación de miras, de consciencia, un cambio de perspectiva que me permita saborear otros colores, otros olores, otros sonidos, otros amores..

Aún, a veces, siento cómo ese No sale disparado de su cubículo mental. Pero ahora, antes de que consiga vocear por mi boca, le paro los pies:

– ¡Stop! ¿A dónde te crees que vas?

Entonces se queda esperando si le dejo salir a tomar el aire o se tiene que evaporar, dependiendo de si ha sido enviado por orden de mi ego o impulsado por un latido de mi corazón.

Miedo a perder el control, a no tener razón, a no ser tan inteligente o a que me considerasen una ignorante, una cobarde, a no ser perfecta, a no ser querida, a no ser alguien, a ser nada. Estos eran los “gentilicios” de aquellos  “Noes”.

Ya no me cuesta (casi nada..algún resto se asoma de vez en cuando por la ventana) callarme aunque tenga algo que decir, ni cederle el paso a esos Síes que resuenan tan bien en mis labios, ni No-ser lo perfecta que no-soy, ni Sólo saber que no sé nada, ni soltar mis riendas a la Vida, ni nadar a favor de la corriente, ni ser enseñada, ni dar sin esperar, ni recibir con merecimiento, ni reírme de mis errores, ni rectificar, ni decir Lo Siento, ni abrirme a conocer nuevos caminos con piedras desconocidas con las que poder tropezar.

Ahora, ya no me cuesta Ser Libre. Ahora, ya no me da miedo Amar.

libertad-700x437

4 comentarios el “Meditación día 17: “La práctica de dar”

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s