Meditación día 7: “Ecuanimidad”

 

¿Somos ecuánimes? ¿Somos imparciales? ¿Somos justos..?

Mira como te tratas y así tratarás a los demás.

Sólo hace falta un gesto, un detalle, un color, un ideal, una raza, una religión, una opción sexual..con la que no “congeniemos” para tachar a la persona de nuestra lista de gente grata, para juzgarla, para sentenciarla, para llevarla a la guillotina.

¿Qué sabemos nosotros de su vida? ¿De los zapatos con los que camina? ¿De sus motivaciones? Nada.

¿Y por qué..para qué lo hacemos? ¿De dónde sale esa intolerancia automática?

De nosotros. Siempre tiene que ver con nosotros. Cualquier cosa que pase Fuera, cualquier sentimiento que nazca desde el exterior..siempre, siempre, siempre está aquí Dentro…pero como no le hacemos caso tiene que salir para que al menos le veamos y nos paremos a hablar de él un ratito, para que le acariciemos y le digamos: Sí, te siento. Después de su dosis de “amor” se relaja, se duerme una siesta y dos pasos más allá..se vuelve a despertar gracias al “de enfrente”. Y seguimos echándole la culpa al mundo, a los políticos, a la crisis, a la familia, a los amigos, a la pareja, a los jefes…de todo aquello de lo que no nos queremos, atrevemos a responsabilizar, de todo aquello que no aceptamos, de todo aquello que nos da miedo, de todo aquello que no amamos..de nosotros mismos.

Es mucho más fácil señalar al otro, ¿no?

Es absurdo rechazar a alguien por su color de piel, por su sexo o no sexo, por su ideología política, por el Dios en el que cree, por el equipo de fútbol del que es socio, por los programas de televisión que ve, por lo que lee o no lee, por los Kilos que lleva encima, por los pañuelos que le cubren, por las barbas que arrastra, por tantas excusas..¿Quién nos Creemos que somos? Y, ¿quién se puede llegar a creer que le giramos la cara a alguien sólo por eso? ¿Estamos tan ciegos o tan sordos? No tiene ningún sentido.

Si en lugar de Pre-ocuparnos tan egoistamente del vecino nos Ocupáramos de lo que pasa en “nuestro hogar” veríamos Rosas por todas partes y no tanta “mierda”. Mientras mantengamos nuestra mente tan sucia lo único que atraeremos será basura. ¿Tu mayor sueño es ser un vertedero?

Hagámonos una limpieza de vez en cuando, una limpieza de conciencia. Saquémonos el polvo de la arrogancia que hemos ido acumulando y sustituyámoslo por una pizca de Humildad. Huele tan bien..sienta y siente tan bien..que ya no querrás “ensuciarte” de otra cosa.

Imagínate por un momento que toda aquella persona con la que te cruzas eres Tú pero con otro disfraz. ¿Cómo te gustaría que te tratases?

Pues Hazlo…o no…Es tu Vida. Tú eliges.

tolerancia

2 comentarios el “Meditación día 7: “Ecuanimidad”

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s