Meditación Día 2: “Muerte e impermanencia”

 

No es la muerte lo que tememos, es a no haber Vivido. Cuando se va acercando la hora, en momentos de crisis, cuando alguna persona importante para nosotros enferma gravemente, en catástrofes..es cuando nuestra Vida nos pregunta: ¿estás respirándome o me estás ahogando? Echamos la vista atrás, nos miramos ahora, visualizamos nuestro mañana y decidimos seguir por el mismo camino o cambiar.

La Muerte no es nada, no existe. El día a día, lo que elegimos hacer, pensar, sentir es el Todo. A la gente no le da miedo la muerte de sus seres queridos. Lo que temen es el “qué voy a hacer sin ellos” ya que viven apegados creyendo que por si mismos no pueden ser felices. Ceden todo su poder a Otros y cuando estos otros se retiran, cuando los bastones en los que se apoyaban se rompen…se caen hasta que encuentran otros bastones con los que seguir caminando.

¿Qué tal si Creemos en nosotros primero, si fortalecemos nuestras raíces, si nos queremos lo suficiente como para ser capaces de vivir en libertad?

Apego hacia cualquier cosa: el trabajo, una amistad, el coche, la casa, la familia, la independencia, la política, el facebook, la religión, Dios, la espiritualidad, una afición..¿Pregúntate para qué lo haces? Si la respuesta (honesta..) es por “miedo a” entonces despréndete de él. Hagas lo que hagas, ames lo que ames..que sea “Para  Nada”, que sea únicamente porque te apetece, porque es lo que sientes..sin más, sin un objetivo, sin una meta a alcanzar..porque mientras tengas un “algo” en mente te estarás perdiendo todo el resto que la Vida te está ofreciendo porque ni siquiera lo podrás ver. Si deseo que mi destino sea París (por el motivo x), me compraré un billete con esa parada, directo, sin escalas y todo mi viaje estará condicionado por llegar sea como sea allí. Y entonces me perderé Roma, Florencia, Egipto, la India, Méjico…entonces me perderé…Creyendo que París me “iluminará”.

La Muerte es la puerta hacia la renovación, hacia el cambio, hacia la transformación. Hasta que algo no muere no puede volver a brotar. Es una nueva oportunidad para ser quien realmente queremos Ser.

Deja que muera todo aquello que “necesitas” y siémbrate de nuevo. Suéltalo, llóralo y déjalo ir.

La Muerte y la Vida van cogidas de la mano, no existen la una sin la otra porque son lo mismo, igual que la noche y el día.

No temas a la Muerte, teme que estés viviendo la Vida de otros y no la tuya.

Vive y sé Feliz para que cuando llegue “tu día” no te arrepientas de lo que no hiciste, no dijiste y no te permitiste Sentir.

Nunca es tarde para Volver a Nacer.

loquedas

Regálame un Espejo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s